'Unidad Móvil' se prepara para el invierno y llena la despensa
   12/07/2017 10:24:26    0 Comments
'Unidad Móvil' se prepara para el invierno y llena la despensa

Tradicionalmente en Aragón antes de llegar el frío, las despensas se preparaban por lo que pudiera pasar: conservas en aceite, tomates y pimientos embotados, salazones o escabeches.

Técnicas centenarias que hay quien todavía practica en nuestra comunidad, tal y como han querido comprobar los reporteros del programa. 'Unidad Móvil' es testigo de cómo las vecinas de Bello, una de las localidades más frías de Teruel, siguen haciendo la matacía para llenar los “graneros” de ristras de longanizas, chorizos, morcillas y jamones, y las “tinajas” de longaniza, costilla y lomo en conserva: “Era la única forma de garantizarnos el alimento en los meses más fríos porque cuando yo era cría no había forma de comprar nada, te alimentaban con lo que daba la casa”, cuenta Maruja a un reportero del programa mientras trocea los lomos del cerdo para proceder a “echarlos en conserva”.

Los huertos han sido siempre una fuente de abastecimiento muy importante en los hogares aragoneses pero su producción se limita a unos pocos meses. La sabiduría popular encontró hace tiempo la forma de prolongar su consumo. Alejandro y Maribel, vecinos de Boltaña, llevan decenas de años embotando tomates y pimientos en los meses de octubre y noviembre.

Marisa debutó haciendo conserva de atún a lo grande: "compramos 150 kilos que me trajo el pescadero a casa", cuenta entre risas. En cualquier caso, el mundo de la conserva no le pillaba de nuevas: en su casa había mucha tradición de embotar alimentos cada otoño: "mermelada de fruta, tomate, sardinas... Hacemos de todo". No en vano, sigue la tradición ahora que vive en Zaragoza y se lanza a hacer conserva de bonito. Pone en sal una rodaja gigante, la deja dos horas. Después, añade dos partes de aceite y una de vinagre y lo pone al fuego un par de horas. Cuando se enfría, embota. "Hay que colocar las tiras del producto para que quede vistoso". Rellena con el jugo que ha sobrado de la cocción y pone a hervir de nuevo los botes. Eso hará que se conserve bien.

En un año de sequía como este, las setas no abundan. Para poder disfrutar de ellas más allá de unas pocas semanas al año, toca hacer conserva. Jesús nos muestra dos procesos. Por un lado, la deshidratación. "Las dejas sobre papel absorbente y en unas semanas están listas. Puedes comerlas como snacks o bien rehidratarlas y utilizarlas como si fueran frescas", cuenta. Otra fórmula consiste en hacer mermelada con ellas y guardarlas en la despensa como otra conserva.

Antaño no había neveras y una forma de conservar el pescado era salarlo. En la empresa Salazonera Aragonesa, afincada hace 18 años en Albalate del Arzobispo, Manuel Suñer y su familia elaboran sus salmueras al estilo tradicional. Él mismo enseña a los espectadores aragoneses a llenar la despensa de productos del mar: anchoa y sardina.

Estas y otras historias de “Llenamos la despensa”, el viernes a partir de las 21:35 horas, en Unidad Móvil.

Fuente: www.aragontelevision.es

Share This Post :

Comments

Log in or register to post comments
ir a inicio