A por la anchoa del cantábrico 100% aragonesa (Heraldo)
   02/20/2018 09:42:53    0 Comments
 GASTRONOMÍA A por la anchoa del cantábrico 100% aragonesa

Puede sonar contradictorio, pero en el fondo tiene su sentido. La empresa turolense Salazonera Aragonesa lleva casi 17 años creciendo en el mercado de las semiconservas de pescado y ahora sus propietarios se han propuesto controlar desde la planta de Albalate del Arzobispo el 100% de la manufactura ue requieren sus afamados productos. En las instalaciones actuales del polígono de las Eras Altas no hay espacio suficiente y por eso están a punto de acometer una ampliación.

"Primero nos interesamos por un local en Alacón pero al final ampliaremos la nave de Albalate del Arzobispo y calculamos que con eso podremos contratar a otras cuatro o cinco mujeres", avanza Manuel Suñer, propietario de Salazonera Aragonesa.

Fueron él y su mujer, María Jesús Gilabert, quienes fundaron la empresa turolense en el año 2001. Los dos, naturales de Vinaroz, venían de familias de pescadores y se dieron cuenta de que en la provincia de Teruel no había otra empresa dedicada al salazón de pescado, por lo que podía haber mercado suficiente.

Empezaron con apenas siete trabajadoras en el local de las antiguas escuelas de Albalate del Arzobispo y tan solo tres años después tuvieron que trasladarse a la planta actual porque la creciente demanda les exigía aumentar la producción.

Ahora tienen cerca de una veintena de trabajadoras y, con la inminente ampliación, Suñer padre y Suñer hijo podrán generar otros cinco puestos de trabajo para mujeres de la zona. ¿Por qué mujeres? "Porque son más eficientes", declara el padre, y porque así aportan su granito de arena para paliar la paulatina marcha de la mujer del medio rural aragonés.

Ya desde sus inicios, Salazonera Aragonesa apostó por utilizar técnicas casi artesanales y elaborar sus productos de forma manual, importando la materia prima desde Cantábrico y el Mediterráneo. Sin embargo, el aumento de la demanda y la falta de espacio en la planta turolense estaba obligando a elaborar el salazón de casi el 50% de sus anchoas en Santoña. Tras la adecuación que están acometiendo este mes y la ampliación que prevén iniciar antes de fin de año, la empresa aspira a que sean manos turolenses las que elaboren el 100% del salazón. "El objetivo, al fin y al cabo, es tener el control total sobre nuestros productos. La calidad de la anchoa es evidente pero así supervisaremos cómo entra, cómo se manipula y cómo sale todo nuestro pescado", concluye Manuel Suñer.

Share This Post :

Comments

Log in or register to post comments
ir a inicio